Home >> Comunicado >> Comunicado: UMS junto a la Revolución Bolivariana

Comunicado: UMS junto a la Revolución Bolivariana

Defender la Revolución Bolivariana de Venezuela, apoyar el proceso constituyente de bases, democrático, inequívocamente antimperialista y anticapitalista en curso en el país de Bolívar y Chávez, es tarea insoslayable y urgente para cualquier organización o militante revolucionario en el continente.
Hasta el 30 de julio el imperialismo, la burguesía interna y las clases dominantes de toda la región recurrirán a los peores métodos de violencia y calumnia para debilitar al gobierno de Nicolás Maduro e invalidar la elección primero de diputados/as constituyentes y trabar su labor después.
Urge una labor de difusión al máximo de nuestras capacidades para explicar al ciudadano común en Argentina (y lo mismo vale para cada país del hemisferio) con el objetivo inmediato de contrarrestar el torrente de mentiras, tergiversaciones y ocultamientos que las burguesías y sus instituciones –en primer lugar la prensa comercial- lanzan contra la verdad de lo que ocurre en Venezuela.
Se trata de una batalla crucial. Si el imperio derroca a Maduro, la Revolución Bolivariana continuará. De eso no cabe duda. Sólo que estallará la violencia generalizada en Venezuela e, inevitablemente, desde allí se extenderá hacia el Sur y el Norte. Están dadas todas las condiciones en cada país para que, una vez comprobada la determinación de las burguesías de ahogar en sangre una estrategia consistente de transición al socialismo, la realidad política continental se dé vuelta como un guante y toda genuina oposición se apronte para enfrentar al sistema por las armas.

Tomar conciencia
Sólo algunos cuadros de la burguesía tienen conciencia de esta amenaza. La mayoría de los políticos y periodistas, en una letal combinación de ignorancia y oportunismo, está trabajando para un desenlace ominoso de la crisis que, muy lejos de limitarse a Venezuela y América Latina, tiene su epicentro en los países centrales de la economía capitalista mundial.
Nadie en su sano juicio puede querer la detonación de una guerra múltiple en este contexto internacional. Pero si algo define al capitalismo, es precisamente su irracionalidad. Y ésta envuelve y atrapa a centenares de miles de agentes inconscientes que, como cuando ven crecer el narcotráfico y la putrefacción de las instituciones burguesas en su país, creen que los efectos de esa dinámica arrolladora no los afectarán. Luego, antes de darse cuenta, no pueden salir o entrar de sus bonitas casas sin temer que los acribillen a balazos.
Una guerra regional sería algo infinitamente más destructivo y costoso en términos humanos que los efectos de la delincuencia desatada en Argentina. Pero así como ésta se enquistó gradualmente desde hace años en sedes gubernamentales, sistema judicial, policías de todos los niveles y empresarios involucrados en ella, ante la mirada indolente del ciudadano, así el capital crea las condiciones de una violencia infinitamente mayor sin que sus futuras víctimas tomen conciencia.
Es materialmente imposible revertir eso con mera propaganda. Pero asociada a la acción política, a respuestas radicales frente a nuestros problemas cotidianos, es posible llevar conciencia a por lo menos una parte significativa de la juventud y la clase trabajadora.
Desde Argentina, la Unión de Militantes por el Socialismo convoca a todo el activo genuinamente enfrentado al sistema a empeñarse en esta tarea y buscar las más diversas formas de frente único para llevarla a cabo.
Argentina, 1 de julio de 2017