Home >> Comunicado >> Terroristas y antiterroristas: el chantaje imposible

Terroristas y antiterroristas: el chantaje imposible

Buenos Aires, 23/12/11

Argentina asiste a un espectáculo inconcebible: los diarios La Nación y Clarín llevan a cabo una furibunda campaña contra el gobierno de Cristina Fernández, porque ella impulsó y logró aprobar en el Congreso una Ley Antiterrorista, votada sin chistar por su bancada.

Los órganos de prensa que apañaron la dictadura militar, callaron sus crímenes, apoyaron desde siempre y en cualquier circunstancia las operaciones guerreristas de Estados Unidos en cualquier parte del mundo, soslayaron la responsabilidad del gobierno de Carlos Menem, sus funcionarios civiles y altos jefes militares (uno de los cuales todavía ostenta rango diplomático y continúa en pose democrática) en el contrabando de armas y la posterior voladura del arsenal de Río Tercero para ocultar las pruebas, los mismos órganos de prensa que, siguiendo las líneas estratégicas del Departamento de Estado calificaron como terrorista a cualquier organización revolucionaria, adosando además el prefijo “narco” para completar la calumnia (por ejemplo al actual presidente boliviano Evo Morales), ahora aparecen como principal fuerza opositora contra la sanción de una ley contra el terrorismo.

Semejante absurdo no podría ocurrir sin su contraparte: el gobierno que se presenta como quintaescencia del progresismo vernáculo, que cuando la oportunidad lo exige se identifica en gestos y palabras con gobiernos revolucionarios a la vanguardia de América Latina y, ocasionalmente, asegura ser el adalid de un cambio radical, a la hora de las definiciones acepta sin chistar las órdenes dadas por el jefe del imperio en la reunión del G-20 en Cannes el pasado 3 de noviembre, y utiliza el respaldo del 54% de los votos obtenidos el 23 de octubre para sancionar un siniestro instrumento legal, destinado a enfrentar al movimiento popular, alinearse con Estados Unidos en su cruzada contrarrevolucionaria en América Latina y el mundo y ofrecerse como plataforma para un mecanismo universal de guerra articulado desde Washington.

Por si esto no fuera suficiente, organizaciones y cuadros identificados con perspectivas de izquierda, incluidos restos que continúan denominándose peronistas revolucionarios y miembros de segmentos remanentes del ex Partido Comunista, votan, callan o miran al costado ante esta ley que devela la naturaleza del gobierno que integran como palafreneros.

Es preciso acabar con esta infame impostura generalizada. Mientras cada uno finge ser lo contrario de lo que en realidad es, nuestro país se ve empujado una vez más hacia el abismo.

El conjunto de políticas oficiales es coherente con esta ley antipopular, antinacional y contrarrevolucionaria. La subordinación a la orientación principal de la política imperialista es coherente con la continuidad de la entrega al gran capital, la acentuación en la regresiva distribución de la riqueza, el distanciamiento de Unasur, la cerrada oposición al Alba y la cobarde adhesión al G-20.

Es impostergable la denuncia de los impostores y chantajistas. Aquellos que se presentan como adalides de la libertad y estos que posan de progresistas.

Urge la recomposición de las fuerzas revolucionarias marxistas para lanzar un grito con alcance de masas y dar una respuesta a la expectante confusión de nuestro pueblo.

Apremia la necesidad de congregar las expresiones antimperialistas y anticapitalistas dispersas en nuestro país.

Pronunciémonos contra la vil Ley Antiterrorista!!

Denunciemos la falacia de la falsa opción entre un gobierno travestido, voraz y corrupto como pocos en nuestra historia y una cínica burguesía asesina que en función de negocios lo ataca por izquierda!!

Convoquemos a todos/as quienes han sido arrastrados a esta farsa de símbolos vacíos y burdas mentiras!!

Alistémonos: la crisis del capitalismo le da a la reiteración de la tragedia argentina una dimensión nunca antes conocida y plantea la posibilidad de un vuelco vital en nuestra historia!!

“La sangre tiene razones que hacen engordar las venas”!! decía nuestro Atahualpa.

Hasta la victoria siempre… ¡¡Venceremos!!

 

UMS

Unión de Militantes por el Socialismo

Comité Ejecutivo Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *